Se desarrolló el viernes el 25 de noviembre.

El viernes 25 de noviembre, la Secretaría de Cultura y Extensión Universitaria de la Facultad Regional Avellaneda de la Universidad Tecnológica Nacional realizó una charla en el Salón de Usos Múltiples de la sede Mitre, en homenaje a los obreros desaparecidos de la empresa Molinos Río de La Plata durante la última Dictadura Militar.

La apertura del encuentro fue realizada por el periodista e historiador Enrique Arrosagaray, quien remarcó que “no es extraño a esta Facultad realizar este tipo de encuentros”, y destacó la lucha obrera dentro de la fábrica Molinos “contra la Dictadura y en defensa de sus derechos como trabajadores”. Luego, el Decano de la Regional, Ing. Jorge Omar Del Gener, dio la bienvenida a los presentes y afirmó que “para esta Casa de Estudios es obligación realizar este tipo de homenajes a todos aquellos que sufrieron durante las dictaduras que hubo en nuestro país”. “Estas charlas son muy importantes para no olvidar lo que ha sucedido en la Argentina y que los culpables tengan la condena que se merecen”, planteó.

Fueron oradores de la jornada Carlos Pérez, ex trabajador de Molinos entre 1974 y 1976; Ceferino Mataboni, hijo de Rubén Mataboni, obrero desaparecido de la empresa; y el Dr. Pablo Llonto. “Esta causa la inició Enrique Arrosagaray y necesitamos la participación de la mayor cantidad de gente posible, ya que la Justicia en este país es lenta y burguesa”, manifestó Pérez.

Ceferino Mataboni, por su parte, afirmó que “ante el retroceso en las políticas de Derechos Humanos en la actualidad, debemos dar pasos adelante para condenar a los responsables de la desaparición de nuestros familiares”. Finalmente, el Dr. Llonto hizo hincapié en el empuje de los movimientos sociales para “saber qué ocurrió con los compañeros que trabajaban en Molinos y dar con los responsables militares y civiles”.
“El movimiento por los Derechos Humanos no ha retrocedido un solo paso, es un movimiento que resiste y avanza”, cerró Pablo Llonto.

Tras la charla, el Ing. Jorge Omar Del Gener descubrió en la planta baja de la Facultad una gigantografía (obra de Adriana Lestido) que retrata a Blanca Freitas reclamando por la aparición de su hermano Avelino, delegado de Molinos secuestrado en 1976. “Estoy aquí en representación de mi madre –también llamada Blanca–, una luchadora que tuvo que soportar muchas cosas y que sigue esperando que se haga justicia”, afirmó Blanca Freitas, acompaña de Guido Almaraz, hermano de Ricardo, otro de los obreros de Molinos desaparecido.

Como cierre, el Ing. Del Gener resaltó: “Ojalá la lucha de Blanca, la de Guido y la de todos los compañeros se mantenga. Tenemos que intentar que más gente se sume a estas actividades porque es la única manera de mantener viva la memoria para que esto no vuelva a pasar nunca más”.